ACADÉMICO 

Cinco jóvenes peruanos desarrollan proyecto de investigación en zona del Lago Titicaca

Impulsados por sus ansias de tener nuevas experiencias profesionales en nuevos paisajes humanos, naturales y culturales, cinco jóvenes del programa de Historia y Gestión Cultural de la Universidad de Piura se han trasladado al distrito de Juli, en Puno, para desarrollar una ambiciosa investigación que busca revalorar la historia de un lugar al que antiguamente llegaban autoridades jesuitas para aprender aymara y quechua. Juli es, además, el distrito en el que se escribieron algunos de los más importantes tratados sobre la evangelización de los nativos sudamericanos.

Este distrito peruano, ubicado en el sur de Puno, es también conocido como “La Roma de América”. El proyecto cultural “Descripción y difusión del fondo documental ‘Libros parroquiales’ del archivo histórico de la Prelatura de Juli” es encabezado por el investigador Carlos Zegarra Moretti y avalado por el actual obispo de Juli, Monseñor Ciro Quispe López. Además, cuenta con la participación de los estudiantes del programa de Historia y Gestión Cultural de la UDEP, María Elena Ruesta, Diego Chahua León, Gabriel Cruz Cielo y Estephani Dioses Ortiz.

«Este es un primer paso para poder identificar y transmitir valores patrimoniales a diferentes poblaciones. Conocer quiénes fueron los jesuitas que estuvieron aquí y cuál fue su labor cultural y pastoral. Al ser tan importantes para la identidad del distrito, el archivo se muestra como una memoria de esa identidad», explicó Carlos Zegarra.

Según Zegarra, el proyecto puede ofrecer un guion histórico que alimente futuros espacios culturales y turísticos a cargo de la prelatura, que se sumarían a los ya conocidos y visitados Lago Titicaca, iglesia Nuestra Señora de la Asunción, entre otros.

“Esta investigación se centra principalmente en un bien cultural poco atendido por las personas responsables de la dinamización cultural: los archivos históricos. A diferencia de un templo virreinal o una huaca prehispánica, un archivo suele ser visto como un lugar de investigación para estudiosos y no como un atractivo turístico y consideramos que es momento de que lo sea”, agregó Zegarra.

Este proyecto cultural ha recibido el apoyo del Programa Iberarchivos, y tiene programado culminar en abril de este año.

Leave a Comment