TURISMO & GASTRONOMIA 

El poder del chincho: Facucho presenta Lengua Pachamanquera

El chincho, el famoso ingrediente que es conocido por la tradicional Pachamanca, ahora es utilizado en nuevas propuestas gastronómicas, como el caso del Chorizo y Lengua pachamanquera más el chimichurri a base de chincho. Esta vez, nos tocó probar en Facucho Sanguchería, una nueva propuesta hecha por los hermanos Rivera, jóvenes innovadores de la ciudad de Huánuco. Jimmy Rivera Torres habla para E&N y nos cuenta cuál es el perfil que tiene como imagen de marca.

¿Cómo y cuándo inició Facucho?

Facucho es uno de los sueños que tenía mi hermano Franco desde hace 4 años, básicamente a la par del inicio de la Shactería (bar típico de la ciudad), estaban buscando el momento preciso, concretar unas ideas puntuales y la idea era tomarle cuerpo y no sea débil al momento de abrir (el negocio). Oficialmente los trabajos de Facucho empieza en Julio del 2016 y Facucho se abre el 31 de diciembre de ese mismo año

Tienen como imagen a un hombre de campo y típico de la región. Cuéntanos sobre ese perfil.

La idea de Facucho nace con una historia ya ampliada de lo que hacía mi abuelo Augusto Rivera, quien hasta cierto punto hacía horneados, las historias que tenemos en los años que vivía en Cayhuayna (zona de Huánuco), a partir de esa historia creamos un concepto de la marca y básicamente es ampliar la idea del hombre de campo y trabajaba en las haciendas de Cayhuayna que le gustaba hornear carnes. El perfil de llevar o de tener el lema de la tradición cocina huanuqueña en nuestra carta se basa en eso. Es una reinterpretación de los principales platos de nuestra gastronomía visto desde una chacra llevados al sanguche.

El principal objetivo que se trabajó la imagen del campesino, de esta corriente moderna y justa cerca del eslabón de la cadena gastronómica es el productor, siempre tratamos que se valore en cada ingrediente que usamos. Tenemos un productor de quesos de Baños (ubicado en la provincia de Dos de Mayo, en la Región Huánuco), también hemos contactado con otro productor de las papas de Llata (ubicado en la Provincia de Huamalíes, en la Región Huánuco) y los embutidos artesanales Poehlman.

¿Cuál es el objetivo de este modelo de negocio? Teniendo en cuenta que abundan los espacios de comida rápida al paso.

La idea inicial y la que se viene trabajando es que sea un fast food, pero al tener ese concepto tan preciso de ver un sanguche como plato principal y no un aperitivo, la idea de negocio se continúa trabajando. El objetivo es difundir que existen miles de maneras de utilizar los ingredientes que están encasillados en un solo plato, esto es una especialidad de Franco, el creador de la marca, que es el chincho mojito en el bar La Shactería, usualmente esto se usa en la Pachamanca, la interpretación que tiene de mezclar historias de nuestra niñez, que tipo de comidas teníamos y llevarlo al concepto de nuestra carta.

El siguiente paso que queremos dar es abrir un nuevo local que sea orientado al delivery.

Ofrecen una carta tradicional ¿Cómo manejan el insigth (crear curiosidades y emociones a través de su producto)?

Básicamente es una carta tradicional llevada más allá de vender un pan con pachamanca o un pan de picante de pollo  o locro. Cada sanguche está trabajado desde el inicio, cada producto tiene una razón de ser, se refleja con el interés de los clientes. El vender un pan con lechón al horno, a la leña, no es un simple pan con chancho al horno. Parte de la historia de nuestra niñez, es el chancho que se manda a hornear en fiestas navideñas y año nuevo, nuestros recuerdos están ligados al señor Kicho (un representativo local de la ciudad): nuestro lechón al horno está en el cerebro de toda mi familia, llevados a ese sanguche clásico que también está funcionado es la lengua pachamanquera. Es un homenaje a los que están acostumbrados a probar ese lenguado no sólo en un simple estofado, en la ciudad hay un típico señor llamado Añaco que le enseñó a Huánuco a comer de otra manera. Lo que hemos hecho nosotros es crear un ambiente a esos platos a la parrilla con variedad de hierbas, recontra huanuqueño, como es el chimichurri de chincho. Lo mismo es con el picante siempre acompañado de un queso derretido y queda exquisito. Cada sanguches cuenta una historia, así de puntual.

Este año van a Mistura ¿Qué novedades llevarán?

Estamos pasando las pruebas iniciales como invitados, está creciendo, no podemos asegurar que ya está a diferencia del bar que regresamos. Podríamos decir que este año Facucho, lo más probable que estemos en Mistura y la novedad que vamos a llevar son los chorizos pachamanqueros que son una delicia, más el sangúche de lengua pachamanquera, platos nuevos que también vamos a estrenarlo en el Festival de la ciudad.

Fuera de Mistura, la participación en otros Festivales o eventos privados para gente relacionada al mundo de la gastronomía ha dado paso a que Facucho sea visto de otra manera, más allá de ofrecer un simple comida rápida con cosas huanuqueñas, se está re-fortaleciendo como una marca de identidad, que llegue al punto de la Shactería, un lugar obligatorio al momento de visitar a Huánuco.

Fueron parte del ‘Festival Jala Jala’ ciudad ¿Cómo cambias la idea a los ciudadanos de este nuevo siglo captando su atención en las tradiciones huanuqueñas…?

Si, fuimos parte del ‘Festival Jala Jala’, es una propuesta creada bajo las ideas propias de Franco que tenía de festivales gastronómicos y en el punto de organización, un experto que es Italo Molina, ellos han juntado en un solo día todas nuestras tradiciones  que se lleva durante el año. El principal impulso es aumentar el turismo en Huánuco. La participación básica serán: el sangúche pachamanquero y el sangúche de pollo Canga y también nuestra marca de cervezas que es Fundo Cervecería, será el lanzamiento oficial: Cervezas de trigo con capulí. Se encuentra en proceso de etiquetado, registro de sanidad. Será toda una fiesta.

 

Related posts

Leave a Comment